El exceso de ejercicio y sus implicaciones

Por Dr. Jorge Palacio Uribe, Medicina del deporte

 

De ahí, la importancia de bajar de 5 a 10 kg de peso, para lograr una reducción del riesgo cardiovascular. Con esto se ha demostrado, que disminuyen los niveles de colesterol, triglicéridos y tensión arterial.

 

El plan de alimentación recomendado, debe ser variado y equilibrado; por lo tanto las pautas que contempla la dieta mediterránea, en nuestro medio la podemos adaptar con los alimentos que producimos y de los que disponemos, para mejorar la salud de las personas con enfermedad cardiovascular.

 

A este afán no se escapa que cuando salimos de la universidad, tenemos la necesidad dentro de estos afanes de la vida moderna y nunca está la palabra ejercicio, y cuando se les habla a las personas en general de su importancia nunca tienen tiempo por el exceso de trabajo.

 

Este sedentarismo modifica todo nuestro metabolismo, nos volvemos sedentarios, nuestro cuerpo cambia, el músculo se empieza a perder y se llena de grasa, nuestro perímetro abdominal aumenta y ya no nos sirve la ropa, nos preocupamos, pero es más el trabajo, que esa insignificante preocupación; todos nuestros órganos se llenan de grasa y el músculo sigue en su decadencia.

 

Años después, cuando ya estamos obesos tratamos de reaccionar, en algunos casos demasiado tarde, debido a que ya en la evaluación han aparecido enfermedades crónicas no transmisibles y lo que sigue como consecuencia es la obligación del consumo de medicación y cambios en estilos de vida que se pudieran tener desde la juventud, si dejáramos tanto afán.

 

Conclusión

 

A pesar de que el ser humano vive en un constante afán por avanzar, su principal error es dejar de moverse.

 

Si estimulamos el ejercicio en las empresas en todos los lugares de trabajos, es ahí donde veremos una disminución de la enfermedad cardiovascular.

www.conexionlasamericas.com · 2017